Previamente a la firma de compra venta ante notario, se suele utilizar un contrato de “ARRAS” este no es obligatorio pero si habitual ya que garantiza un compromiso entre ambas partes, es conveniente asesorarse correctamente antes de firmar un contrato de esta naturaleza, para ello debemos tener en cuenta una serie de cuestiones:

Quien firma, se debe acreditar que la persona que firma es la propietaria de la vivienda o que actúa en representación suya o de una sociedad. Si el vendedor estuviera casado en régimen de gananciales deberá firmarlo también el cónyuge. En el caso de que fuera una herencia tendríamos que asegurarnos que se ha realizado correctamente la aceptación de herencia y la inscripción ene l registro.

Si tiene cargas o gravámenes, se debe obtener una nota registral, está nos acredita el estado de cargas del inmueble, si existen embargos o créditos hipotecarios.

Comunidad de propietarios, es interesante conocer si existen derramas pendientes de realizar en la finca de propietarios puesto que al adquirir la vivienda también las obligaciones que se han contraído.

Suministros, hay que conocer si están dados de alta los suministros en caso de que no fuera así si se posee de célula de habitabilidad.

Plazo de tiempo, que plazo de tiempo dispongo para realizar los tramites pertinentes para la compra, normalmente se suele acordar 60 días a fin de hacer todas las gestiones oportunas.

Arras, la cantidad que voy a dejar a cuenta, para ellos debemos tener en cuenta que se descuenta del total del precio y que si el propietario es el que no nos efectúa la venta le podremos exigir el doble de las cantidades entregadas.