Desde que el rey Jaume I llegara al palacio de Bendinat, que recibe este nombre por la frase que dijo tras ofrecerle un mendrugo de pan con aceite según la leyenda, hasta nuestros días muchos son los personajes famosos que han vivido o residen en la isla de Mallorca, una isla mágica llena de mitos y leyendas que ha atraído e hipnotizado a cientos de personas, desde Chopin que paseaba por los jardines de Valldemossa junto con su amante George Sand hasta personajes como el actor Michael Douglas o la modelo Claudia Shiffer, han hecho su residencia en lugares como Deia, deportistas como Rafael Nadal, Carlos Moyá, Jorge Lorenzo, Rudy Fernández, Mireia Belmonte, nacidos en Mallorca han ido promocionando la isla por todo el planeta, Michael Shumacher, siete veces campeón del mundo de fórmula uno, Elle McPerson actriz y modelo.

UN REFUGIO PARA CELEBRIDADES

Escritores como Agatha Christie antes de boom turístico. Familias reales como Rainiero de Monaco y la Princesa Grace Kelly, el rey Hassan II de Marruecos, el príncipe Harry de Inglaterra y la familia real española se dejan o se han dejado ver por Mallorca, y también varios líderes políticos.

El motivo por el que cada día cientos de personas eligen Mallorca como destino es porque es uno de los lugares más bellos del planeta. Sus playas rodeadas de aguas cristalinas, que no
tienen nada que envidiar a las del Caribe, bordean la Isla de Mallorca, en la parte norte de la Isla está la sierra de Tramuntana con sus verdes pinos, sus olivos y fauna endémica que sólo se encuentra en la isla. También en Pollença conocida antiguamente como Pollentia podemos disfrutar de su yacimiento ruinas romanas, en la parte este de la Isla se encuentran la cuevas del Drac, famosas en todo el mundo por la cantidad de estalactitas y estalagmitas.

MALLORCA, MUCHO POR DESCUBRIR

Sus salinas donde se crean las mejores sales aromatizadas. En el centro de la ciudad podemos visitar su casco antiguo, con cientos de historias y leyendas en cada uno de sus edificios que la ruta por allí la convierten en un gran centro de atracción turística cultural. Iglesias, castillos o ermitas, se encuentran repartidas por toda la isla y son de gran interés cultural. Fons aufanas unas fuente que emergen de la tierra tras una gran cantidad de lluvia. Sus diversos parques de atracciones para niños y no tan niños, y cientos de restaurantes donde se sirve la comida autóctona de la isla, una gastronomía muy variada y muy apreciada entre los que se encuentran grandes cocineros y sus buenos restaurantes, centros y locales de ocio, el mejor hotel de toda España, campos de golf,… No dejan indiferente a ningún turista.

Hace un año el periódico “The Times” catalogó a Mallorca como uno de los mejores destinos turísticos y este año se ha superado poniéndose en primer lugar por delante de destinos como Orlando, según una encuesta facilitada por Hotel Beds. Y es que si a todo lo nombrado anteriormente se le suma un clima agradable durante todo el año, la calidez y la calma de sus gentes que no avasalla a los famosos y les hace sentir como en su casa con su tranquiliad, hace que estos decidan volver e incluso hacer de la isla su pequeño gran refugio vacacional. Y es que, ¿quién no estaría dispuesto a vivir en este pequeño gran paraíso en medio del Mediterráneo?